Cirrosis: prevención

Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0

Puede reducir el riesgo de la cirrosis cuidando de su hígado. Siga las siguientes pautas, por ejemplo:

  • Beba alcohol con moderación. Si usted es un hombre, no beber más de dos bebidas al día. Si usted es una mujer o alguien de 65 años, no beber más de una bebida al día.
  • Mantenga una dieta saludable. Elija una dieta a base de plantas que está lleno de frutas y verduras. Seleccione granos enteros y fuentes de proteína magra. Reducir la cantidad de alimentos grasos y fritos que consume.
  • Mantenga un peso saludable. Una cantidad excesiva de grasa en el cuerpo pueden dañar el hígado. Hable con su médico acerca de un plan para bajar de peso si usted es obeso o tiene sobrepeso.
  • Utilice productos químicos con moderación y cuidado. Siga las instrucciones de los productos químicos del hogar, como productos de limpieza e insecticidas. Si usted trabaja con productos químicos, siga todas las precauciones de seguridad. El hígado elimina las toxinas de su cuerpo, por lo que darle un descanso al limitar la cantidad de toxinas que debe procesar.
  • Reducir el riesgo de hepatitis. El compartir agujas y tener relaciones sexuales sin protección puede aumentar el riesgo de hepatitis B y C. Protéjase con la abstinencia de relaciones sexuales o usar un condón si usted decide tener relaciones sexuales. Pregúntele a su médico si debe vacunarse contra la hepatitis B.

Si usted está preocupado por el riesgo de cirrosis hepática, consulte con su médico acerca de las maneras que usted puede reducir su riesgo.

Buscar

Compártelo!

Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0