Cirrosis: diagnóstico

Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0

Las pruebas y los procedimientos utilizados para el diagnóstico de cirrosis pueden ser:

  • Análisis de sangre como un conteo sanguíneo completo, examen de bilirrubina, pruebas de función hepática y pruebas específicas para determinar la causa de la cirrosis
  • Procedimientos por imágenes como la tomografía computarizada (TC), la ecografía y la resonancia magnética (RM)
  • Examen de una muestra de tejido hepático (biopsia del hígado), que normalmente se realiza usando una aguja para obtener la muestra de tejido

Recursos externos

Buscar

Compártelo!

Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0